Recomendaciones para una infraestructura financiera del “green deal” de la UE

Recomendaciones para financiar el Green Deal de la UE
Recomendaciones para financiar el Green Deal de la UE

El “Green Deal” anunciado por la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen está generando distintas reacciones, entre ellas, la de un grupo de 6 think tanks (European Environmental Bureau, Finance Watch, WWF Europe, Greentervention, Positive Money Europe, Fondation Nicolas Hulot) con una batería de recomendaciones para dotar a este acuerdo de la infraestructura financiera necesaria para garantizar la canalización de 1 billón de euros (180.000 millones al año) hasta 2030.

Estas recomendaciones de financiación se han recogido en un informe recién publicado que trata de lograr “unir los intereses de los Estados miembros en torno a un ambicioso objetivo compartido, con muchas posibilidades de negociación y compensación para abordar las diferencias nacionales” y “una movilización a largo plazo de los esfuerzos públicos y privados a favor de una transición justa hacia una economía climáticamente neutral y sostenible, sin dejar a nadie atrás”.

Los firmantes del informe creen que es este marco financiero para el Acuerdo Verde debe ponerse al mismo nivel que otras dos iniciativas de alto nivel de la Comisión que se encuentran actualmente en curso: el Plan de Acción Sostenible y la Unión de los Mercados de Capitales. Adicionalmente, proponen como vital una estrecha coordinación entre el Vicepresidente Ejecutivo para el Acuerdo Verde Europeo, Frans Timmermans y el Comisario de Economía y Servicios Financieros Valdis Dombrovskis.

De modo sintético, estas son algunas de las recomendaciones que contiene el informe:

Para movilizar las finanzas públicas

Vincular el Semestre Europeo con el medio ambiente y los objetivos sociales de la UE;

Otorgar al nuevo Comisario para el Acuerdo Verde la capacidad de influir en la política financiera;

Reformar las normas fiscales para facilitar la inversión pública en la descarbonización de la economía;

Eliminar subsidios a los combustibles fósiles mediante un régimen de informes y un plan de eliminación;

Duplicar la cuota del presupuesto de la UE dedicado al clima y medio ambiente del 25% al ​​50%;

-Garantizar que todo el gasto de la UE sea coherente con los objetivos del Acuerdo de París;

-Utilizar el Fondo de Cohesión de la UE para aumentar la financiación de una “transición justa”;

-Aumentar el tamaño del fondo “InvestEU” y darle un mayor enfoque al clima;

Mejorar el BEI con más capital, una gobernanza más sólida, un mandato libre de inversiones fósiles y un programa de bonos verdes;

Movilizar fondos del BERD y del Banco de Desarrollo del Consejo de Europa;

-Desarrollar la red de bancos promocionales nacionales de la UE;

-Revisar el impacto de las normas sobre ayudas estatales en los bancos nacionales de promoción;

-Publicar una Comunicación sobre “El papel de los NPB en el Acuerdo Verde Europeo”;

-Adoptar un enfoque de “conformación del mercado” en las normas de competencia;

-Promover enfoques libres de fósiles por parte de las agencias de crédito a la exportación y otras instituciones financieras públicas;

Revisar la Directiva de impuestos a la energía de la UE para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

Para la transición “de marrón a verde” del sector financiero privado

Modificar la directiva de informes no financieros para garantizar informes corporativos ESG obligatorios y armonizados;

-Presentar una propuesta legislativa sobre derechos humanos y debida diligencia ambiental;

-Hacer que la “taxonomía verde” sea obligatoria para los productos verdes y crear una “taxonomía marrón”;

-Crear una “etiqueta ecológica de la UE” coherente para los inversores minoristas;

-Exigir a los inversores institucionales el deber de reflejar las preferencias de sostenibilidad de sus clientes;

-Penalizar los préstamos bancarios marrones en las regulaciones prudenciales;

-Implementar propuestas existentes para reducir el corto plazo en los mercados financieros;

Revisar la estrategia de CMU para reducir el riesgo sistémico e integrar medidas de sostenibilidad;

-Revisar la regulación de la Agencia de Calificación Crediticia para asegurar la integración de los riesgos ESG;

-Usar pruebas de estrés y herramientas macroprudenciales para reducir los riesgos financieros relacionados con el clima;

Hacer verde el marco de garantía del BCE y las compras de activos de bonos corporativos.