Iberdrola obtiene nuevos resultados financieros de su apuesta por la energía eólica

Iberdrola Parque eólico marino EAQ UK
Iberdrola Parque eólico marino EAQ UK

Esto si que es financiación sostenible y verde, la de Iberdrola, que acaba de firmar un acuerdo para vender a Green Investment Group (GIG), del grupo Macquarie, por 1.630 millones de libras esterlinas (1.756 millones de euros), el 40% del parque eólico marino East Anglia One (EAO), que la compañía construye en aguas británicas del Mar del Norte y que está valorado en su totalidad en 4.100 millones de libras esterlinas. Los recursos obtenidos se destinarán a financiar el crecimiento orgánico del grupo Iberdrola, contemplado en sus Perspectivas Estratégicas 2018-2022.

Tras la operación y sus resultados financieros, el grupo español mantiene una participación mayoritaria del 60% de la instalación, que será la mayor del mundo de su tipo cuando entre en operación, reafirmado su apuesta por el liderazgo eólico marino con una cartera de proyectos superior a los 10.000 MW para los próximos años.

El mayor parque eólico marino del mundo

Este parque eólico es el mayor proyecto renovable desarrollado nunca por una empresa española y cuando entre en funcionamiento en 2020 será el mayor del mundo, al contar con una capacidad instalada de 714 megavatios (MW), con la que abastecerá de energía limpia a 600.000 hogares británicos.

El liderazgo de Iberdrola en la energía renovable y específicamente en la eólica marina, reforzado con esta operación, tendrá su continuidad en los próximos años con el desarrollo de una cartera de proyectos superior a los 10.000 MW. Este crecimiento se articulará, fundamentalmente, en torno a tres ejes: el Mar del Norte, el Mar Báltico y Estados Unidos.

La generación de energía limpia en el mar será un pilar fundamental de la estrategia de Iberdrola

La generación de energía limpia en el mar será un pilar fundamental de la estrategia de la compañía, que prevé destinar al negocio renovable un 39% de los 34.000 millones de euros de inversión contemplados para el periodo 2018-2022, es decir, 13.260 millones de euros.

El grupo ya tiene en operación dos parques eólicos marinos: West of Duddon Sands, puesto en marcha en 2014 en el Mar del Norte; y Wikinger, en aguas alemanas del Mar Báltico y en funcionamiento desde diciembre de 2017; y está promoviendo en Estados Unidos el mayor parque eólico marino a gran escala del país: Vineyard Wind, situado frente a las costas del estado de Massachusetts, con 800 MW de potencia que serán capaces de atender las necesidades energéticas de 1 millón de hogares.

En Alemania, la empresa se adjudicó el pasado mes de abril dos nuevas instalaciones en el Báltico con una potencia total de 486 MW: Baltic Eagle y Wikinger Süd. A estos nuevos parques se sumará Saint-Brieuc, en aguas francesas, cuya entrada en operación se prevé para 2022. Tendrá una potencia de 496 MW y estará ubicado frente a la costa de la Bretaña francesa, 20 kilómetros mar adentro.

Tras las nuevas oportunidades en Reino Unido y Estados Unidos

Con los proyectos en marcha, la compañía habrá instalado 2.000 MW eólicos marinos a finales de 2022, a los que se añadirán otros 1.000 más allá de ese año. Iberdrola aspira a aprovechar las oportunidades de expansión en el terreno de los parques eólicos que existen en Reino Unido, con 30.000 MW para 2030, y en Estados Unidos, con 25.000 MW, en diferentes horizontes temporales.