El Observatorio Español de la Financiación Sostenible inicia su actividad

De izquierda a derecha, Ramón Jáuregui, Julián Romero, Roberto Fernández Albendea y Juan Carlos Villanueva
De izquierda a derecha, Ramón Jáuregui, Julián Romero, Roberto Fernández Albendea y Juan Carlos Villanueva

Ramón Jáuregui:

-“Europa es líder en pocas áreasa escala global, entre ellas en el comercio internacional, y lo está siendo también en la lucha contra el cambio climático”.

-Llamada a un “compromiso país” para España y Europa que tienen un especial potencial de cara a Latinoamérica.

Roberto Fernández Albendea:

-La taxonomía es una definición europea de lo que es una actividad sostenible en sentido extensivo, y no un rating ni una calificación de una actividad.

-Que se reconozca que es mejor invertir en actividades sostenibles, y que debe traducirse en un menor coste de capital.

 

El Observatorio Español de la Financiación Sostenible (OFISO) ha iniciado sus actividades con una primera reunión con sus miembros analizando a fondo la posición dela Unión Europea (UE) sobre la Sostenibilidad y el impacto de la Taxonomía en la Financiación Sostenible, en la que han participado como ponentes invitados Ramón Jáuregui, ex Diputado del Congreso y del Europarlamento y Roberto  Fernández Albendea, miembro del Technical Group on Sustainable Finance (TEG) de la UE, seguido de un intenso debate con intervenciones de los asistentes, todos ellos expertos en distintas áreas de la financiación sostenible.

Ramón Jáuregui ha destacado la voluntad de liderazgo de la UE en este terreno: “Europa es líder en pocas áreas a escala global, entre ellas en el comercio internacional, y lo está siendo también en la lucha contra el cambio climático”.

Haciendo valer su posición privilegiada en el proceso de construcción de una política europea de sostenibilidad ha añadido que “la ecuación empresa y sociedad que ha tenido una evolución extraordinaria en los últimos 15 años ha experimentado un mayor esfuerzo en los consejos de administración, en el terreno del gobierno corporativo y en el sector financiero que en el mundo del consumo”.

 

Las tendencias que marcan el desarrollo de la sostenibilidad

Respecto a las tendencias que marcan hoy el desarrollo de la sostenibilidad, Jáuregui ha destacado  la legislación en preparación sobre diligencia debida en el respeto a los derechos humanos en la cadena de producción; la corriente hacia una armonización de la fiscalidad y del Impuesto de Sociedades o sobre beneficios en la UE; los ODS y la Agenda Global cómo llamamientos sobre lo que deben hacer las compañías; la lucha contra la desigualdad en el interior de las compañías; el compromiso en la lucha contra el cambio climático, para el que augura un fuerte impulso de la nueva presidenta de la Comisión; y una creciente incorporación de las finanzas a la sostenibilidad.

Finalmente ha hecho un llamamiento a la que ha denominado “compromiso país” respecto a estas cuestiones, que en el caso de España y Europa tienen un especial potencial de cara a Latinoamérica, donde sus recursos en cooperación superan el 50% del total, y, sin embargo, no somos percibidos en consonancia con ello.

La taxonomía como definición europea de actividades sostenibles

La taxonomía, es consecuencia del plan de acción sostenible de la Unión Europea para un mayor compromiso del sistema financiero en la inversión en actividades sostenibles. “Más aún, ha añadido Roberto Fernández Albendea, que se reconozca que es mejor invertir en ellas que en actividades no sostenibles, y que debe traducirse en un menor coste de capital, y representa una definición europea de lo que es una actividad sostenible en sentido extensivo, precisamente, de acuerdo al criterio de la Unión Europea”.

Para comenzar se ha centrado en lo relativo al cambio climático y se ha referido a seis objetivos que contribuyen a combatirlo, entre ellos su mitigación y adaptación, el uso sostenible del agua y los recursos marinos, la economía circular, el control de la polución y la prevención y mantenimiento de los ecosistemas saludables.

Ni un rating ni una herramienta de medición

Fernández Albendea ha dejado claro que “la taxonomía no es ni un rating ni una calificación de la bondad o maldad de una actividad, ni tampoco una herramienta de medición de impactos, sino una clasificación relativa a las 67 actividades y los siete grupos que más impactan en emisiones de carbono, que suponen el 93% de las emisiones de efecto invernadero en la Unión Europea, y lo que tienen que cumplir para ser sostenibles y alcanzar en 2050 la neutralidad de carbono en la Unión Europea”.

Una clasificación de 67 actividades y 7 grupos de más impacto, que son el 93% de las emisiones en la UE

Para su iniciación, OFISO ha elegido un tema como la posición de la Unión Europea (UE) y el impacto de su Taxonomia en la Financiación Sostenible de gran influencia en el sector financiero y entre los emisores, prestatarios, entidades financieras, ó agencias de calificación de cara a clarificar, estandarizar y permitir un adecuado análisis y posterior reporting de la financiación de las actividades empresariales calificables como sostenibles y por tanto susceptibles de ser objeto de productos y fórmulas como los Bonos Verdes y Sostenibles o los prestamos verdes y otras fórmulas alternativas.

Los Principios de Helsinki

En este sentido, Julian Romero, presidente del Observatorio Español de la Financiación Sostenible (OFISO) se ha referido a los cambios vertiginosos que la financiación sostenible está originando en los mercados de capitales y los progresos que se suceden en Europa, pero también en la región Asia Pacifico y otras áreas, para alinear los objetivos globales con la financiación, así como a los esfuerzos de los Ministros de Finanzas de la UE que acaban de lanzar los Principios de Helsinki para a incorporar estas ideas en sus políticas económicas.

“El sector financiero ha sido fundamental para el funcionamiento de las empresas, pero ahora nos enfrentamos a este nuevo modelo al que tenemos que hacer frente con una mayor cantidad de recursos financieros. El Observatorio Español de la Financiación Sostenible puede aportar una nueva voz sobre el papel de los profesionales de las finanzas en la transformación de nuestras empresas hacia una economía más sostenible”, ha añadido Romero.

La misión del Observatorio

El secretario general de OFISO, Juan Carlos Villanueva ha señalado en su intervención que “la sostenibilidad en el ámbito empresarial y económico es un vector de cambio hacia una sociedad más justa, más humana y más limpia, y la financiación sostenible es uno de sus motores más relevantes, que además permitirá al sector financiero volver a sus fundamentos como soporte de la economía real, con una visión a más largo plazo”.

Ha afirmado también que la misión del Observatorio Español de la Financiación Sostenible “es contribuir a que los miembros del sector financiero participen y que su opinión se tenga en cuenta en el relato que se está construyendo sobre la sostenibilidad”.

Más información aquí