El ICO destinó la tercera parte de su financiación en 2016 a la exportación

Fachada del ICO
Fachada del ICO

La financiación concedida a las empresas para su internacionalización por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) representó el 33,8% del total de sus líneas de financiación, como consecuencia de la estrategia reciente de esta institución que ha pasado de un modelo extensivo desarrollado durante el periodo de crisis e inicio de la recuperación, hacia un modelo propio de una economía en fase de consolidación del crecimiento. En 2012 este segmento suponía el 2,1% del total de su financiación.

Con ello el volumen de fondos destinados por el ICO en el año 2016 a promover los proyectos de expansión en el exterior y la actividad exportadora de las empresas españolas a través de la “Línea ICO Internacional” y de la “Línea ICO Exportadores” fue de 1.673 millones de euros, distribuidos en un total de 20.383 operaciones.

El ICO está variando su estrategia hacia la financiación del crecimiento y la internacionalización de las empresas

De esta forma, el 4,1% de las empresas exportadoras españolas obtuvieron financiación del ICO, que a su vez generó un volumen de exportación de 3.572 millones de euros, el 1% del total de exportaciones españolas.

En línea con su estrategia de impulso a la internacionalización, el ICO incorporó el ejercicio pasado el “Programa ICO Mediación Banca Internacional” a su catálogo de productos. Este nuevo programa amplía aún más la oferta de líneas que el banco público español pone a disposición de los autónomos y empresas para apoyar su proceso de salida al exterior.

La principal novedad que presenta este producto respecto a la “Línea ICO Internacional” o “ICO Exportadores” es que los préstamos se solicitan en la banca local o entidades internacionales que tienen sede en los países donde se desarrollan los proyectos de inversión o la actividad exportadora. De esta forma, se facilitan los trámites de solicitud y se incorpora el conocimiento del mercado local por parte de la entidad como valor añadido. Además, se posibilita la financiación de los proyectos en moneda local.

Neutralizar las restricciones de crédito

Durante los últimos cinco años, y especialmente durante las fases más agudas de la crisis económica, dado el carácter antcíclico de esta agencia financiera del Estado, el ICO trató de neutralizar los efectos negativos de las restricciones de crédito que existían por parte de las entidades privadas, aportando un volumen de crédito de 61.485 millones de euros a 898.100 empresas a través de sus líneas de financiación.

“Una vez que las entidades financieras han normalizado su oferta de crédito y las empresas disponen de mayor liquidez, el Instituto está volviendo a sus volúmenes habituales de financiación, hacia un modelo propio de una economía en fase de consolidación del crecimiento que pone el foco en actuaciones que impulsan la inversión productiva a largo plazo y a la internacionalización, complementando aquellas actividades en las que la banca comercial encuentra más dificultades”, señala el propio ICO.