Cunde el pesimismo ante el 4T mientras dure la guerra comercial

Pesimismo ante el 4T por la guerra comercial
Pesimismo ante el 4T por la guerra comercial

Cunde el pesimismo de cara al cuarto trimestre y siguientes: según Lombard Odier “sin una verdadera reducción de la disputa entre Estados Unidos y China, que implique una reducción significativa de los aranceles de importación existentes, no se espera un resurgimiento de la producción y el comercio mundiales”.

Según este banco de inversión, el consumo ha aguantado en Estados Unidos estos últimos meses pero será difícil que se mantenga si el empleo se desacelera y se enfrían los sectores industriales y la inversión empresarial.

Como viene siendo habitual, Lombard se suma a las dudas sobre la eficacia de las medidas del BCE ante la desaceleración en la eurozona

Como ya viene siendo habitual entre los expertos, Lombard pone en duda la eficacia de las medidas que el Banco Central Europeo (BCE) está tomando ante la desaceleración de la eurozona.

Por su parte, Japón tiene bastante con aguantar a corto plazo el tirón de las consecuencias de la subida del IVA.

Los países emergentes, aunque con dificultades, pueden salvar la situación gracias a unos fundamentales más firmes y la política monetaria expansiva generalizada.

Precaución al encarar el cuarto trimestre

Con todo ello, según la entidad financiera, el cuarto trimestre debe encararse con precaución ante la continuidad de las incertidumbres en el comercio internacional, “con una asignación de activos defensiva, que infravalore la renta variable, y sobrepondere tanto el oro como el yen japonés”, y prevé una debilidad del dólar a mediano plazo.