CEPAL destaca la consolidación fiscal en Latinoamérica pero exige mayor tributación

CEPAL es un organismo de la ONU para promover el desarrollo en Latinoamérica

La región latinoamericana en su conjunto logró una clara mejoría en su consolidación fiscal en 2017,  ”producto de una contención del crecimiento del gasto público y una reactivación de los ingresos fiscales”, según la edición del “Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe en 2017” que acaba de publicar la CEPAL.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) es el organismo dependiente de la ONU responsable de promover el desarrollo económico y social de la región latinoamericana.

La región padece un “gran déficit a nivel regional: la escasa capacidad redistributiva de la tributación”

El informe advierte, sin embargo, que la región padece un “gran déficit a nivel regional: la escasa capacidad redistributiva de la tributación, con estructuras tributarias dominadas por impuestos indirectos regresivos” y reconoce que América Latina, “continúa siendo la más desigual del planeta a pesar de los avances logrados en esta materia durante la década pasada”.

Para enfrentarse a este problema y avanzar en la sostenibilidad de las finanzas públicas de los países de esta región, considera que es necesario “ampliar la base impositiva y mejorar el diseño del sistema tributario, fortalecer la administración de los impuestos y eliminar las vías para la elusión y la evasión fiscales”.

La CEPAL constata un fenómeno que califica de insatisfactorio: “el crecimiento de la presencia estatal y su debilidad o insuficiencia para lidiar con los graves problemas sociales y económicos de los países de la región”.

La falta de igualdad sigue siendo la regla

Como consecuencia de ello, la falta de inclusión e igualdad, así como la ineficiencia de la intervención pública “siguen siendo la regla”, aunque reconoce que en determinados países se observa un creciente impulso en el gasto público, especialmente en materia de educación y cobertura de protección social.

En el terreno del gasto público el informe destaca que 2017 ha registrado una “reducción generalizada del gasto corriente primario en toda la región” aunque con un leve incremento del pago de intereses por la evolución de la deuda pública.

“preocupante disminución” de la inversión pública que puede limitar el crecimiento potencial de la región

Igualmente, señala “una preocupante disminución de los gastos de capital en varios países”, que cayó un 3,5% en 2017, al tiempo que se ha venido reduciendo la inversión pública en los últimos años y alerta de los efectos que esta reducción puede tener para “limitar el crecimiento potencial de la región si no se toman “medidas de protección de estos gastos para que no sean utilizados como el principal instrumento de ajuste”.

La reactivación de algunas economías en 2017 también ha traído consigo algunas señales de reactivación de los ingresos fiscales, “sobre todo en América del Sur”.