BME intensifica su agenda internacional

Palacio de la Bolsa de Madrid

El esfuerzo de BME durante los últimos años en diversos frentes complementarios de su “core business”, la gestión de los mercados financieros españoles, está dando sus frutos en la actualidad con una intensificación de la agenda internacional del operador de los mercados de capitales españoles, que ha tenido su última manifestación en la venta a la CCP de la Bolsa de Colombia de la tecnología de BME en lo que se refiere a “Interest Rate Swaps” o IRS.

El acuerdo alcanzado entre BME y la Cámara de Riesgo Central de Contraparte de Colombia (CRCC) permitirá a ésta utilizar a partir de finales de 2017 la tecnología de BME en la compensación y liquidación de Derivados de Tipos de Interés (Interest Rate Swaps o IRS) en el mercado de Colombia, una plataforma de gran relevancia para la gestión del riesgo de tipos de interés por parte de las empresas, que permite convertir las operaciones a tipo fijo en variable o viceversa.

La operación en Colombia se enmarca en la política de estrechar lazos y vender tecnología a infraestructuras, mercados y bolsas latinoamericanas

La operación realizada con la Cámara de Riesgo Central de Contraparte de Colombia se enmarca dentro de la política de BME de vender su tecnología en otros países y estrechar lazos con otras infraestructuras de mercados y bolsas latinoamericanas, en muchas de las cuales existen acuerdos similares para la utilización de la tecnología propia de BME.

BME Clearing, la Entidad Central de Contrapartida (CCP) del operador español de mercados ha sido quien ha desarrollado y gestiona estos servicios desde hace año y medio en el mercado europeo.

En la misma línea de desarrollo de servicios complementarios se integra la plataforma de fondos de inversión que ha comenzado a operar recientemente y que permitirá la suscripción, reembolso y traspaso de fondos de inversión.

“BME 4Companies”, un nuevo servicio integrado

En la misma línea se sitúa “BME 4Companies”, un nuevo servicio integrado, que agrupa todos los productos y servicios que BME ofrece a las empresas en un paquete para establecer una relación provechosa con los mercados de valores y quienes operan en él, con el fin de impulsar su negocio y su proyección.

Para fortalecer este proceso, BME ha reorganizado recientemente su estructura organizativa y sus departamentos y filiales ligados a ciertos ámbitos tecnológicos, de regulación y de innovación. El objetivo es ordenar los servicios prestados para mejorar en eficiencia, continuar con la diversificación del negocio y conseguir sinergias. Son cambios, por otra parte, próximos a los nuevos desafíos de la tecnología para el sector financiero y los mercados.

Los negocios de Información e IT Consulting se prestarán por tres sociedades: BME Market Data, que además de sus actuales funciones realizará la prestación de servicios de Colocation, Proximity y el London Hub; BME Regulatory Services, que será el canal que aglutinará los servicios de cumplimiento normativo que ofrece actualmente BME y los que deriven de la nueva legislación, y BME InnTech, que resultará de la integración de Infobolsa, Visual Trader y BME Innova.

Para fortalecer este proceso, BME ha reorganizado su estructura organizativa, sus departamentos y filiales tecnológicos

Estos y otros servicios está potenciando la agenda internacional de BME de cara a la intensificación de las ventas y alianzas en lo que se refiere a su tecnología y sus servicios de asesoramiento y consultoría, lo que está permitiendo operaciones como la ya descrita o la adjudicación del proyecto  de Modernización del Sistema Financiero Argelino, que incluye sistemas de información e infraestructuras de mercados, de instituciones e intermediarios, ya en parte operativo.

Sin embargo, el reforzamiento de su vertiente internacional se está viendo también favorecida por el hecho de que la cifra de negocio exterior de las empresas cotizadas en la bolsa española “crece ininterrumpida e incesantemente desde hace 20 años y, actualmente, registra una participación sobre el total que es máximo histórico (65,49%). Eso ocurre en las empresas que integran el IBEX 35 principalmente (65,80%), pero también en las de tamaños inferiores. No solo se trata de volumen de exportaciones sino de un movimiento de diversificación del negocio más profundo, como demuestran las cifras crecientes de constitución de filiales de empresas españolas en el extranjero”, como ha revelado recientemente el presidente de BME, Antonio Zoido.

El creciente negocio exterior y la diversificación internacional de las empresas cotizadas refuerza esta estrategia

Hace sólo 10 años este porcentaje era 20 puntos inferior. Para las empresas que forman parte del IBEX Medium Cap fue del 64,84% y las del IBEX Small Cap representaron el 60,34% de su cifra de negocio total.

La Bolsa española, entre los mayores mercados del mundo

Todo ello, añade Zoido, sitúa a la Bolsa española “entre los mayores mercados del mundo, como una de las grandes a nivel internacional, tanto por su diversidad y efectividad de servicios como por su tamaño. La capitalización total ha vuelto a situarse por encima del billón de euros, y desde el inicio del 2009, en los peores momentos de la crisis, se han recuperado más de 400.000 millones. Una gran parte del avance del mercado obedece al interés de los inversores extranjeros. En 2016 mantuvieron en propiedad el 43,2% del valor de las acciones. Esta proporción es la más alta de la historia”.