El Gobierno aumenta a € 480 millones los recursos del POPE para la descarbonización

Los ayuntamientos disponen de hasta 480 millones para descarbonización

El presupuesto del Programa Operativo FEDER Plurirregional de España (POPE) 2014-2020 para la promoción de una economía baja en carbono aumentará hasta los 480 millones de euros tras aprobarlo el Gobierno a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, según informa Retema.

Aumenta en € 144 millones, debido a la aceptación que ha tenido entre ayuntamientos y entidades locales

Con el Decreto Ley aprobado por el Gobierno la dotación de este programa aumenta en 144.022.976 euros respecto del presupuesto aprobado en 2017, especialmente por la buena aceptación que ha tenido este fondo entre sus destinatarios, ayuntamientos y entidades locales.

El programa, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la Unión Europea, regula la concesión de ayudas para impulsar proyectos de  eficiencia energética, movilidad sostenible, o uso de energías renovable en entidades locales con poblaciones inferiores a 20.000 habitantes para el período 2014 – 2020.

El POPE  está destinado a proyectos que puedan realizar los municipios y agrupaciones locales, así como otras entidades locales (Consejo y Cabildos insulares) o las Comunidades Autónomas, siempre que tengan como finalidad intervenciones en municipios con menos de 20.000 habitantes. También pueden presentarlos las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, añade Retema.

También se simplifican trámites y se amplía el plazo hasta el 30 de junio de 2019

Junto a la ampliación de recursos, se simplifican trámites y se amplía el plazo de vigencia de la convocatoria de ayudas hasta el 30 de junio de 2019. Las ayudas son gestionadas por el Instituto de Ahorro y Diversificación de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica.

El denominado POPE procede de la fusión de otros tres anteriores programas FEDER,  POCS y POCIN realizada por la Comisión Europea en 2017.

Prima la eficiencia energética en la edificación y en las infraestructuras públicas

La subvención se vehicula a través de una cofinanciación de entre el 50% y el 85%, primándose aquellos proyectos destinados a la mejora de la eficiencia energética en la edificación y en las infraestructuras y servicios públicos; el fomento de la movilidad urbana sostenible, tanto en lo referente a transporte como a la red viaria; así como el aumento del uso de energías renovables para la generación de electricidad y los usos térmicos en edificación y en infraestructuras públicas.

La energía solar fotovoltaica para autoconsumo, segmento con escaso peso hasta ahora, se verá favorecida en el marco del nuevo Decreto Ley que prevé la subvención de las baterías asociadas a sistemas de autoconsumo fotovoltaico.