Las elecciones USA y el cambio climático

Sede del Congreso de los Estados Unidos

Las recientes elecciones para renovar una parte del Congreso y del Senado en EEUU han generado amplios debates sobre sus efectos en el contexto político de aquel país, entre otros, sobre el medio ambiente, las energías renovables y la lucha contra el cambio climático.

Las recientes elecciones aumentarán la visibilidad de las cuestiones sobre el cambio climático y su impacto en los desastres naturales

La Universidad de Standord, a través del Stanford Woods organizó un debate sobre esta cuestión, con Chris Field, su director y Sally Benson, codirectora del Precourt Institute for Energy, en el que se señaló que los resultados de las mid term elections en Estados Unidos permiten pensar que habrá una mayor visibilidad sobre las cuestiones relativas al cambio climático, que se medirá en acciones políticas concretas y en la política sobre las energías renovables y la lucha para reducir el riesgo de desastres naturales. Podría, incluso, llegar a concretarse en un paquete de proyectos sobre infraestructuras relacionadas con la lucha con el cambio climático.

Efectos en el sector del automóvil

Los resultados deberían tener también, según los asistentes a este debate, efectos en el sector del automóvil y en un una modificación de los recortes de la administración Trump respecto a las regulaciones ambientales y la falta de incentivos para impulsar la eficiencia energética entre los fabricantes de automóviles. De no cambiar y seguir igual, mermaría la competitividad de la industria americana del automóvil, se señala.

Existe la posibilidad de que la administración Trump deba renegociar con el Congreso determinadas medidas, y en ese contexto podría mejorarse la normativa y la regulación sobre protección del medio ambiente y lucha contra el cambio climático y respecto también de las infraestructuras relacionadas con este campo.

Las renegociaciones de Trump en el Congreso pueden modificar su política sobre medio ambiente

Según Sally Benson existe una conciencia mayoritaria ante los ciudadanos norteamericanos de qué realmente se está produciendo un cambio climático, algo que exige que el gobierno actúe para mitigar los riesgos asociados a ese cambio, entre otros, los recientes desastres naturales como las inundaciones en Florida (Houston), en las Carolinas, ó los últimos incendios en California, que están siendo un aldabonazo para los ciudadanos norteamericanos.

Acabar con la restricciones a la inversión en energías renovables

Los cambios deberían extenderse a lo que afecta a las inversiones en energías renovables. Los inversores en este tipo de energía están molestos y reclaman que se modifique la actual política de la Administración Trump en este terreno y se eliminen las restricciones para realizar dichas inversiones.

A lo largo del debate se pudo escuchar también la petición de una subida de impuestos para el carbón como forma de combatir las emisiones de CO2 , y presionar para que se produzca una elevación de los precios.

“Disponemos de una o dos décadas antes que quedemos atrapados por una elevación del calentamiento de 2 grados o más”

En este escenario se ha lanzado un mensaje un tanto dramático para los nuevos congresistas y senadores de cara a su tarea de elaborar una nueva legislación sobre medio ambiente y energía al afirmar que “disponemos de una o dos décadas para resolver el problema antes que quedemos totalmente atrapados por un calentamiento por una elevación del calentamiento de 2 grados centígrados o más”