Primeras previsiones 2019: desaceleración moderada y tipos USA en el 3,5%

Torre de Goldman Sachs

Goldman Sachs ha iniciado el baile de las previsiones globales para 2019 y, particularmente, para los mercados y la actividad financiera, con unos “topics” muy suculentos: desacelarción moderada de la economía global, tipos del dólar en el 3,25% o 3,50% para final de 2019, modesta desaceleración en China, primer retoque de tipos del Banco Central Europeo (BCE) en las fechas más tardías del cuarto trimestre y un ligero aumento del temor a una nueva recesión, sin demasiado énfasis.

Par Goldman, la economía mundial parece encaminarse moderadamente del 3.8% de crecimiento global en 2018 al 3.5% en 2019, fundada principalmente en la desaceleración de la economía americana y el debilitamiento de la China.

La moderación del crecimiento se debe a la desaceleración de la economía americana y el debilitamiento de la China

Sin embargo, a medida que se ha llegado al crecimiento potencial de las economías es de esperar unas condiciones mas duras para los mercados laborales y la llegada de mayores tensiones inflacionistas.

La FED realizará 5 subidas de tipos

La FED realizará en 2019 cinco alzas adicionales de 25 p.b. en los tipos de interés para alcanzar el nivel de 3,25% ó 3,5% a finales de 2019, prevé Goldman. El endurecimiento de la política monetaria traerá consigo una reducción del crecimiento en Estados Unidos, aunque la tasa de desempleo podría aun reducirse en un 3%, y la tasa de inflación podría llegar a 2,25% a final del año próximo.

En todo caso, la entidad americana señala que el mercado ha descontado ya 11 de las 13 subidas de tipos, y se ha reajustado en consonancia con ello. Solo se alterarían las condiciones de tipos en caso de que el calentamiento de la economía americana fuera mayor de lo esperado.

La desaceleración de China por el menor crédito y la guerra comercial llevará a un modesto debilitamiento adicional

Por su parte, China ha experimentado ya en 2018 una desaceleración debido a la ralentización del crédito y el temor a  los efectos de la guerra comercial con Trump. Sin embargo, la política monetaria, en situación de flexibilización, hace prever “solo una modesta desaceleración adicional”.

Perspectivas más favorables para Japón y Europa

También Europa y Japón se han desacelerado en 2018, pero sus perspectivas son mejores, con unas expectativas más favorables respecto al desempleo mientras se mantiene una tendencia al crecimiento salarial.

De nuevo, sin embargo, se señala que las incertidumbre políticas, especialmente respecto al Presupuesto italiano y el Brexit llevan a Goldman a retrasar la previsión de la primera subida de tipos del BCE a las fechas más tardías del cuarto trimestre de 2019.

La primera subida de tipos del BCE se retrasaría a fechas más tardías por el presupuesto italiano y el Brexit

Finalmente, un apunte sobre las posibilidades de una nueva recesión: “más allá de 2019, es probable que aumente el riesgo de una recesión mundial”, afirma Goldman Sachs, aunque sin  exagerar ya que “los desequilibrios financieros aún parecen ser muy limitados”.