La vitamina de la rebaja de impuestos aumenta el crecimiento USA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump

Mientras que las políticas fiscales del gobierno norteamericano entre 2014 y 2017 no aportaron -tampoco restaron- ninguna cuota al crecimiento de la economía de aquel país, la política fiscal federal, estatal y local del tercer trimestre de este año ha aportado un 0,75% al PIB de Estados Unidos, que creció en tasa anual un 3,5% en ese trimestre, según un informe del Hutchins Center on Fiscal and Monetary Policy.

“La política fiscal local, estatal y federal dio más impulso a la economía en el 3T que desde la recesión en 2010”

“La política fiscal local, estatal y federal dio más impulso a la economía en el tercer trimestre que en cualquier otro momento desde la recesión en 2010”, afirma el informe.

La rebaja de impuestos llevada a cabo por Trump a comienzos de este año han estimulado en gran medida este mayor gasto, según el Hutchins, si bien advierte que “sus efectos en el crecimiento pueden haber comenzado a disminuir”.

La rebaja de impuestos de Trump ha estimulado este mayor gasto si bien “sus efectos pueden haber comenzado a disminuir”

Este gasto de las administraciones públicas ha crecido en 2018 al 3,2%, del mismo modo que crece la inversión en el presente año contra lo que ocurría tras la crisis, llevando la inversión pública a su nivel más alto desde 2010.

El informe citado matiza, sin embargo, que esta mayor inversión no se ha traducido en un aumento del empleo público ya que los gobiernos locales contratan desde hace diez años la mayoría de las veces empresas y servicios privados para llevar a cabo sus inversiones.