Rechazo electoral a los partidos que se opongan a las energías renovables

Los ciudadanos rechazan los partidos que se oponen a la energía solar

Las energía renovables pueden ser un elemento electoral de primera magnitud y los ciudadanos pueden acabar rechazando a aquellos partidos que no incorporen en sus programas el apoyo decidido a la energía solar y el rechazo y la desproporcionar de aquellos elementos que la dificulten.

Las energías renovables pueden ser un elemento electoral de primera magnitud

Así ocurre ya en Estados Unidos, al menos según lo que se desprende de una encuesta que Global Strategy Group ha realizado para la Solar Energy Industries Association (SEIA), según la cual el 76% de los votantes registrados, fueran “demócratas, republicanos e independientes, todos dijeron que, en igualdad de condiciones, votarían contra un político que se oponía a la energía solar”, señaló su presidenta y directora general Abigail Ross comentando la encuesta.

Argumentos a favor

Entre los argumentos de los encuestados en favor de la energía solar destacan los efectos saludables por la no emisión de gases contaminantes, su aportación al crecimiento económico, y la reducción de los costes que ha venido experimentando, que lo hacen asequible para todos los ciudadanos.

Existe además la creencia de que es necesario avanzar en el almacenaje de esta energía, cuestión que que una vez resuelta podría convertir la energía solar en la base de la energía generada y reemplazar  las energías procedentes de combustibles fósiles.

El rechazo de aquellos partidos que se opongan a la energía solar es mayor entre los demócratas, los hombres, los jóvenes y los denominados “hispanics”.

El rechazo es mayor entre los demócratas, los hombres, los jóvenes y los denominados “hispanics”

Como consecuencia de esta postura, los votantes americanos animan a las compañías eléctricas para intensificar sus inversiones en energía solar y piden al gobierno mayores esfuerzos  para impulsar el uso de energía solar a pequeña y gran escala.

Opinión casi unánime

Al margen de las reservas que puedan existir sobre la validez de estos resultados, lo verdaderamente significativo de esta encuesta es que refleja una opinión casi unánime sea cual sea el partido al que pertenecen los encuestados.

Dicho de otro modo, en Estados Unidos, el factor energías renovables se ha convertido en una factor electoral y político de carácter transversal, en el que coinciden a los votantes de todos los partidos.

Esa transversalidad induce a concluir que es una demanda general que puede trasladarse a nuestro país

Esa transversalidad induce a concluir que el impulso a las energías renovables y las exigencias a los gobierno para que remuevan los obstáculos que contribuyen actualmente a frenar su desarrollo, tanto a gran escala como en el ámbito domestico o particular, es una demanda general que puede trasladarse a la mayor parte de los países de nuestro entorno, incluido el nuestro.

Que los partidos lo traduzcan a sus programas

Conviene, por lo tanto, que los partidos políticos españoles de todos los colores se tomen muy en serio esta cuestión y traduzcan estas exigencias al contenido de sus programa si no quieren cargar con un lastre innecesario en las elecciones que se celebren en los próximos años.