Sobre los efectos de la NIIF 16 en Leasing y Renting

José Coronel de Palma y Martínez–Agulló

La Unión Europea (UE) ha aprobado el ejercicio pasado la Norma Internacional de Información Financiera (NIIF) 16, sobre Arrendamientos, cuya principal novedad consiste –básicamente y sólo para las compañías europeas que cotizan en mercados nacionales e internacionales- en que desaparece la división entre arrendamientos financieros (más conocidos en España como Leasing) y operativos (más conocidos como Renting), para hablarse de una sola categoría, la de “arrendamiento”.

La nueva norma es de obligado cumplimiento para las compañías europeas cotizadas a partir del 1 de enero de 2019 y para todos los contratos en vigor en esta fecha. Las compañías afectadas podrán aplicar la nueva norma –y algunas ya lo están haciendo- en periodo voluntario a partir de enero de 2018.

Quien más y quien menos se ha lanzado a una explicación de esta nueva normativa en ocasiones farragosa o, directamente, incorrecta, de modo que resulta conveniente sintetizar en unas pocas ideas algo que, finalmente, no resulta tan complicado de entender.

España debe acostumbrarse a no hacer distinciones terminológicas entre Leasing y Renting

Comenzando por la denominación, está claro que España tendrá que acostumbrarse, tarde o temprano, a no hacer distinciones terminológicas entre Leasing y Renting como hasta ahora, sino que todo se considerará “Leasing”, es decir, Arrendamiento, como ocurre, por otra parte, en toda Europa. De modo que, aceptando este cambio semántico, España no hace sino integrarse en la norma estándar que rige en la UE desde hace mucho tiempo: todo arrendamiento es “Lease”, por su denominación en inglés, si lo prefieren así.

En cuanto a los aspectos contables, en la práctica, la NIIF 16 implica que a partir del 1 de enero de 2019 las compañías europeas cotizadas –y es importante destacar que estamos hablando de menos del 1% de las existentes en España- deberán recoger en el Activo de su balance el valor del Derecho de Uso de los bienes en arrendamiento –ya sean en Leasing o en Renting-, y en el Pasivo, la suma de las cuotas a pagar. Es decir, que los contratos de Leasing no sufren modificación alguna y los contratos de Renting se contabilizarán como los de Leasing. Ni más, ni menos.

No comporta modificaciones para el arrendamiento financiero (leasing), pero sí un importante cambio para el arrendamiento operativo (renting)

Así de sencillo. Esta medida, que no aporta modificación alguna a la situación actual del arrendamiento financiero (el leasing que llamamos en España), sí supone un importante cambio sobre el arrendamiento operativo (el renting que llamamos en España), ya que, si se trata de un contrato con un plazo igual o superior a 12 meses y por un importe significativo (a decisión de su auditor, entendiéndose como tal cualquiera por encima de los 5.000 euros), debe ser contabilizado adoptando la contabilidad del leasing, cuyo reflejo en el Activo y el Pasivo acabo de explicar creo que con sencillez suficiente en el párrafo anterior.

No afectará al 99% de las empresas

El 99% de las empresas españolas, y esto es lo verdaderamente relevante, no se van a ver afectadas por la NIFF 16, de modo que su actividad se mantendrá regulada por las normas que hasta ahora conocemos, y las Pymes utilizan con normalidad, recogidas en el Plan General de Contabilidad.

En suma, conociendo que tanto el leasing como el renting suponen las fórmulas privilegiadas de financiación para las empresas, y las Pymes en especial, en España para abordar todas sus inversiones y servicios empresariales –es destacable que el 88% de los contratos formalizados en el año 2016 lo han sido en empresas de menos de 250 empleados, es decir, Pymes-, la Asociación Española de Leasing y Renting (AELR) quiere manifestar que los efectos de la NIIF 16 no se apreciarán prácticamente en nuestro mercado.

No obstante, y para mayor conocimiento de los asociados y del tejido empresarial en su conjunto, la AELR confeccionará folletos informativos y divulgativos del producto e impartirá cursos de formación para todas aquellas empresas, Asociaciones e Instituciones interesadas en profundizar en el conocimiento y en la divulgación de esta materia.

José Coronel de Palma y Martínez–Agulló es Presidente de la Asociación Española de Leasing y Renting (AERL)