Bono de titulización de deuda soberana europea: ¿sucedáneo de la mutualización?

Dragui y consejeros del BCE en su última rueda de prensa

El objetivo de crear unos bonos europeos respaldados en su emisión por el conjunto de la Unión Europea (UE) sigue siendo un objetivo lejano ante las suspicacias de algunos países, especialmente Alemania, pero ahora, al menos se atisba la posibilidad de crear un sucedáneo mediante la emisión de un bono de titulización de deuda soberana, con un riesgo y condiciones similares a la deuda soberana, sin llegar a la mutualización de la deuda de la región.

El Banco Centra Europeo (BCE) ha hecho suya esta propuesta y el Consejo Europeo de Riesgo Sistémico (CERS), un organismo independiente de los países de la Unión Europea (UE), ha explicado a través de su presidente, Philip Lane, que este bono de titulización de deuda soberana “representa una opción atractiva e interesante para diseñar un activo de bajo riesgo para todo el área sin mutualización fiscal”, según informa Expansión.

Una opción atractiva para diseñar un activo de bajo riesgo para todo el área, sin mutualización fiscal

Según el diario, podría ser emitido por una institución pública o privada, como un banco, y se convertiría en una vía para descargar el balance del emisor al trasladar los activos a un fondo de titulización que se convertiría en el emisor.

Aún sin concretar la fórmula, su virtualidad residiría, según Lane en que “no incrementaría el nivel de deuda soberana para respaldarlos porque los límites al endeudamiento público de cada país ya están establecidos”.

Podría efectuarse a través de tres tramos, con arreglo al peso de los distintos países y sus ratings

Podría efectuarse a través de varios tramos, con arreglo a los distintos países, que podrían aportar su deuda en un porcentaje equivalente a su peso en la UE, de modo que cada tramo tendría el rating de su país y el precio correspondiente. La propuesta -añade Expansión- tendría 3 tramos: el más seguro (‘senior’) con el 70% del bono; el tramo intermedio, del 20%; y el de más riesgo, 10%.

Misma exigencia de capital que la deuda soberana

El presidente del CERS ha señalado que esta iniciativa precisaría modificar la regulación en cuanto a la exigencia de capital para los bancos tenedores de estos bonos, de modo que fuera la misma que para la deuda soberana.